Un juzgado ordena la demolición del apartotel Vista de Rey

Publicado el
  • sábado, 2 de diciembre de 2017
  • con
  • Etiquetas: , , ,


  • El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Málaga ha ordenado la ejecución forzosa de la sentencia que obliga al Ayuntamiento de Benalmádena a proceder a la demolición del apartotel Vista de Rey, ubicado en la urbanización Torremuelle, en el plazo de tres meses.

    El auto, al que ha tenido acceso TORREMUELLE INFORMACIÓN, fue notificado a principio de esta semana a la abogada de la Asociación de Vecinos de Torremuelle (VETO), Inmaculada Gálvez, quien en noviembre de 2016 instó la ejecución forzosa de la sentencia dictada en julio de 2011. En el mismo se subraya que si en el plazo establecido el Ayuntamiento de Benalmádena no ha procedido al derribo del referido edificio, el Juzgado acordará, a costa del Ayuntamiento, la ejecución subsidiaria que será dirigida por el órgano competente de la Junta de Andalucía.


    Asimismo, el magistrado requiere que el auto sea notificado "personalmente" al alcalde, Víctor Navas, para que quede "apercibido de sus obligaciones y consecuencias del incumplimiento" de dicha ejecución.

    En cuanto al concejal de Urbanismo, Óscar Ramundo -que en el Pleno municipal de diciembre del año pasado consideró que demoler el apartotel era una "desproporcionalidad brutal e inaudita" y sostuvo la posible legalización del mismo-, el titular del Juzgado advierte al edil sobre la imposición de "multas coercitivas" -con cargo al patrimonio personal y cuyo impago determinará la vía de apremio- si no se lleva a cabo la demolición del inmueble, así como de deducir testimonio por presunto delito de desobediencia.



    El auto, que puede ser recurrido en apelación, indica que "las costas del incidente se imponen al Ayuntamiento de Benalmádena", y recuerda que sobre el apartotel ya pesa una orden de derribo acordada en una sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en julio de 2011, al decretar la nulidad de la licencia de obra concedida en su momento. A pesar de ello, el Ayuntamiento de Benalmádena ha mantenido durante todo este tiempo la tesis de una "posibilidad de legalización".

    Según los vecinos de Torremuelle, entre 2011 y 2016, la ejecución de la sentencia "quedó paralizada" debido a que el presidente, elegido en 2010, de la Comunidad de Propietarios -que denunció la ilegalidad de la edificación en 2005- estuvo gestionando y explotando este establecimiento hotelero. Dado al supuesto "desinterés" del presidente de la Comunidad de Propietarios de mover lo dictado en la sentencia, los miembros de la Asociación de Vecinos de Torremuelle (VETO) decidieron solicitar la ejecución forzosa de la misma.

    Más de una década en pleitos

    La decisión del Juzgado de lo Contencioso es la última de un proceso judicial que se inició en 2005, cuando la Comunidad de Propietarios de Torremuelle se enfrentó a la construcción de este apartotel. Los vecinos iniciaron entonces una serie de movilizaciones en la calle contra las obras, y además interpusieron una denuncia contra el Ayuntamiento por otorgar la licencia y un interdicto de paralización de los trabajos, «que fue rechazado a los pocos días», según explicó -en noviembre de 2006- a Diario Sur el entonces alcalde de Benalmádena, Enrique Bolín.

    Los vecinos siempre han defendido que se trataba de una licencia concedida de forma ilegal, y por ello realizaron denuncias por la vía civil y penal. E incluso, en mayo de 2006, los tres grupos de la oposición (PP, PSOE e IU) presentaron una moción para que el pleno declarase nula esta licencia de obras, pero el equipo de gobierno de Enrique Bolín, ex alcalde del municipio, rechazó la propuesta (AQUÍ).

    Como informó en su día Diario Sur, tanto los vecinos de Torremuelle como la oposición de entonces coincidieron en calificar de fraudulenta la licencia, ya que se cursó «con informes negativos de los técnicos y se está vulnerando el uso hotelero para vender apartamentos». Por estas razones, y atendiendo a las posibles repercusiones económicas que tendría una sentencia en contra de la licencia, solicitaron su anulación.

    La denuncia que presentó los vecinos de Torremuelle no impidió que el promotor ejecutara la obra del apartotel que, a fecha de hoy, está más que finalizada y el establecimiento lleva años abierto al público. Además de ello, muchas de sus habitaciones han sido vendidas, posteriormente, a particulares como apartamentos, algo que los vecinos se cuestionan ya que desconocen "si esto es legal, o no, construir un apartotel y luego vender habitaciones por separado".

    Según la sentencia del TSJA, se han incumplido varios parámetros urbanísticos en la citada edificación. Entre ellas, señala que «la referida licencia responde al uso reflejado en la normativa como H-3 "Hoteles-apartamento", dentro del uso comercial-residencial (H) no ajustándose al uso especificado en su correspondiente ficha reguladora, H-1 "Hoteles". Por lo tanto no cabe entender cómo se ha permitido el uso del hotel-apartamentos. Por otro lado, se exige un mínimo de cuatro estrellas y a la edificación autorizada se le ha asignado tres estrellas».

    En la sentencia también hace alusión a la existencia de un informe técnico del propio Ayuntamiento de Benalmádena, de 23 de enero de 2004, que dice que "la licencia de obras incumple el artículo 129 del PGOU sobre edificabilidad, con un exceso de 714,19 m2 de techo, y el artículo 139 del citado Plan General sobre condiciones de diseño de las plazas de aparcamientos". Si bien, el Ayuntamiento de Benalmádena y el promotor argumentan que este incumplimiento de edificabilidad se encuentra actualmente subsanado. Sin embargo, la sentencia aclara que "dicha subsanación se llevó a cabo con posterioridad del otorgamiento de la licencia objeto de este procedimiento, por lo que sigue siendo nula, sin que conste que se haya llevado a cabo revisión de la misma."

    2 comentarios:

    Anónimo dijo...

    ¡ Por fin se hace justicia, con los Vecinos afectados!

    Anónimo dijo...

    si la justicia lo derriba por irregularidades,perfecto pero la deuda de la comunidad que la pague el promotor y el presidente de la comunidad los años que lo a regentado por la cara,de listos está uno harto,mientras lo han explotado,no decían nada o también hay que meterlos al juzgado por chorizos,o me van a contar que lo tienen que pagar a los qué han estafado

    Publicar un comentario

     

    Torremuelle Información (c) 2014 Templates by Bloggermint. Licencia Creative Commons Este blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.