El enfoscado blanco del entorno de la torre vigía de Torremuelle se está cayendo solo, como el pentapartito que gobierna en Benalmádena

Publicado el
  • jueves, 19 de octubre de 2017
  • con
  • Etiquetas: , , , , , ,


  • El perfil en redes sociales Torremuelle AQUÍ, gestionado por un vecino de Benalmádena, expone en este artículo para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com el deterioro que está sufriendo la torre vigía de la localidad. Recoge las medidas que el Ayuntamiento propuso para la rehabilitación del entorno y que aún no se ha llevado a cabo. También explica un proyecto para construir cerca de Torremuelle, en terrenos que en la actualidad son públicos. A su juicio “si por ahora se ha evitado que se especule con el terreno público de la torre vigía de es gracias a la lucha de los vecinos, porque si fuera por parte de los políticos…”.

    El enfoscado blanco del entorno de la torre vigía de Torremuelle se está cayendo solo, como el pentapartito que gobierna en Benalmádena

    HACE más de un año, el Ayuntamiento de Benalmádena sacó una nota prensa (AQUÍ) para informar sobre el inicio de los trámites para ejecutar, de forma subsidiaria, las obras de reposición del entorno de la torre vigía de Torremuelle. Este se vio alterado después de que el propietario del restaurante colindante, con la pretensión de apropiarse del terreno público, mandara construir de forma ilegal una jardinera, un muro y varias estancias, además de enfoscar de blanco numerosas piedras de la zona, protegida por la cercanía del BIC, para adaptarlas a la estética de su establecimiento. A fecha de hoy, estas obras de reposición aún no han comenzado.

    EN noviembre del pasado año, viendo que las obras de reposición no comenzaban por parte del Ayuntamiento de Benalmádena, tal y como anunciaron en los medios, el edil de la oposición de Vecinos por Benalmádena, Juan Antonio Lara, llevó al pleno municipal dicho asunto. En respuesta a las preguntas planteadas por Lara, el concejal no adscrito de Urbanismo, Óscar Ramundo -que dejó C´s ante el temor de ser expulsado como le ocurrió a su portavoz Bernardo Jiménez-, manifestó en este pleno municipal, y así se recoge literalmente en el acta, que "en el mes de marzo de este año [refiriéndose a 2016] se llevó a cabo una prueba de retirada de enfoscado, con el objeto de verificar el grado de complejidad del trabajo y para verificar cual sería el resultado final del mismo, concluyéndose que el picado era sumamente laborioso, por lo delicado, para evitar dañar la piedra base, pero aun así se pudo comprobar que luego de la retirada del enfoscado los mampuestos se quedaban inestables al intentar eliminar todos los vestigios de enfoscado y al debilitar las llagas o juntas de unión de los mismos".

    ANTE estas afirmaciones del concejal de Urbanismo los vecinos nos quedamos perplejos, pues desconocemos de dónde se sacó el edil dicho informe, ya que tres meses antes de este pleno -en agosto- los vecinos de Torremuelle estuvimos en el Ayuntamiento revisando los expedientes de este caso y allí no vimos ningún informe que constatase lo expuesto por el concejal. Es más, cuando en marzo de 2016 realizaron la citada prueba, los vecinos fuimos testigos que el enfoscado salía con facilidad y que no había ninguna piedra que quedase inestable.

    LA prueba más evidente de que la retirada del enfoscado de las piedras no es "sumamente laboriosa" es que, actualmente, en algunos sitios se están desprendido, por sí solas, grandes capas de enfoscado blanco (foto 1), y en otras han sido arrancadas con facilidad cuando han quitado varios apliques que fueron colocados en la zona también de forma ilegal (foto 2). Además, en los lugares donde se han desprendido partes del enfoscado se puede comprobar, de nuevo, que no hay ninguna piedra inestable. Ahora mismo, lo verdaderamente inestable es el enfoscado que, como se puede apreciar, se está cayendo solo (foto 3).

    Foto 1
    Foto 2
    Foto 3

    POR todo ello, consideramos que el informe del técnico que el concejal de Urbanismo mencionó en el pleno municipal no se ha elaborado con la debida profesional, por no decir, en nuestra opinión, que nos resulta, cuando menos, sospechoso.


    DEL igual modo, tampoco entendemos que si la retirada del enfoscado blanco es "sumamente laboriosa", por lo que sería necesario reforzar las piedras, cómo el presupuesto calculado por los técnicos para llevar a cabo dicha actuación, así como también la demolición de la jardinera y el muro construidos ilegalmente, asciende a la suma de tan solo 6.758 €. Visto cómo los técnicos municipales han presupuestado en Benalmádena minúsculas rotondas por 70.000€ y otros trabajos, este presupuesto nos resulta irrisorio. Al menos por el coste no aparenta que estos trabajos sean tan "laboriosos" como nos intenta hacer ver el concejal.

    INDIFERENTEMENTE del coste de esta ejecución, el concejal de Urbanismo dejó claro que dichos trabajos los realizaría el Ayuntamiento de forma subsidiaria, por lo que se le cobraría al propietario del restaurante colindante a través de la Concejalía de Hacienda e Intervención. Por consiguiente, no comprendemos por qué este equipo de gobierno está poniendo tantos impedimentos. Ni siquiera contempla llevar a cabo la demolición de la jardinera y el muro de ladrillos que construyó el propietario del restaurante para ampliar más su parcela invadiendo la zona pública, ni la instalación del vallado de la zona pública tal y como nos prometió el alcalde, Víctor Navas, y la concejala de Turismo, Encarnación Cortés. ¿Qué pretenden regalarle el terreno público?

    MUCHOS vecinos de Benalmádena nos preguntan en Facebook cuáles son los motivos reales por lo que el Partido Popular consintió estas irregularidades y por qué ahora el pentapartito (PSOE, IU, CSSP, AxB y tres concejales no adscritos) pone impedimentos para no restablecer todo el entorno publico a su estado original de forma subsidiaria. Sinceramente no sabemos cuáles son los motivos. Lo único que sabemos es que, en 2001, el propietario del restaurante contiguo presentó un proyecto para construir 42 apartamentos alrededor de la torre y, además, pretendía quedarse con 1531,27 metros cuadrados de zona pública (línea azul en la foto 4). Vamos, que no solamente se quería quedar con los terrenos públicos de la torre, sino hasta la playa.

    Foto 4

    AUNQUE hay un informe desfavorable de urbanismo para llevar a cabo este proyecto (foto 5), se sabe perfectamente que en Benalmádena se han ignorado estos informes y han construido hoteles, piscinas, pistas de tenis, salas de fiestas, garajes, aparcamientos, etc., en zona pública y no ha pasado nada. Nunca han ordenado su demolición. Si a los vecinos de Torremuelle nos está costando sudor y sangre para que quiten el enfoscado y un muro ilegal de la zona de la torre, imaginaros si tuviéramos que luchar para tirar abajo un edificio con 42 apartamentos; sería casi imposible. Y más teniendo en cuanta que en un pleno municipal del año pasado, el pentapartito junto con el PP votaron a favor de legalizarle a un particular los 455 metros cuadrados de terreno público que se apropió indebidamente en la urbanización Torrequebrada para ampliar su mansión.

    Foto 5


    SIN duda, si por ahora se ha evitado que se especule con el terreno público de la torre vigía de Torremuelle es gracias a la lucha de los vecinos, porque si fuera por parte de los políticos… Ya se ha visto qué clase de preocupación han tenido. Ni los políticos que gobernaban antes, ni los que gobiernan ahora -que estaban antes en la oposición- hicieron nada por evitar estas ilegalidades en una zona pública con el máximo grado de protección.

    ESTÁ claro que los vecinos hemos "chafado" un supuesto pelotazo urbanístico de millones de euros donde pretendían quedarse con 1.531 metros cuadrados de terreno público y construir 42 apartamentos con la presunta connivencia de algunos políticos. Fijaos si habría millones por medio que se han utilizado tácticas típicas de mafiosos y corruptos donde los vecinos hemos sufrido amenazas y agresiones de tal calibre que, por defender lo que los políticos y funcionarios no se han atrevido hacer, un vecino ha perdido un ojo tras sufrir una brutal agresión por parte de los propietarios del citado restaurante –aún pendiente de que se celebre el juicio- y por la que la Fiscalía les pide tres años de cárcel.


    1 comentarios:

    Anónimo dijo...

    es bueno el albañi,poco trabajo para cuando tenga que quitarlo y pensar que lo hemos pagado los comuneros de torremuelle,con el chorizo narcotraficante,de lo que nos quita de la comunidad de las cuotas

    Publicar un comentario

     

    Torremuelle Información (c) 2014 Templates by Bloggermint. Licencia Creative Commons Este blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.